El manifiesto de un cambio cultural

Definido como “un espacio de referencia nacional participativo y federal y un ámbito de reflexión y de interacción plural”, el CCK es también la casa de los contenidos públicos, que se proyectan en múltiples soportes. Forma parte de una visión estratégica que considera al arte y la cultura como actores fundamentales de una transformación, entendida como un cambio cultural necesario para salir al futuro. Al tiempo que se propone estimular el encuentro entre los argentinos, ambiciona convertirse en uno de los espacios culturales más importantes del hemisferio sur.


A fines de mayo pasado el CCK anunció su programación anual. Se tomó su tiempo y lo hizo sin estridencias, de la misma manera que logró la habilitación del edificio y comenzó a refuncionalizar sus instalaciones. Del mismo modo que reanudó sus visitas guiadas y logró que la Esfera Azul de Leparc permaneciera en su hall de recepción; de la misma manera que encaró el eficiente proceso que mejoró la acústica de la Sala Sinfónica y la puesta a punto del gran órgano Klais. 

Hay que decir que a partir de la presente gestión el CCK integra el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, la megacartera con rango ministerial que preside Hernán Lombardi, también compuesta por la Televisión Pública, las emisoras de AM y FM de Radio Nacional, la Radiodifusión Argentina al Exterior, la agencia de noticias Télam, los canales EncuentroPaka-Paka y DeporTV (anteriormente dependientes del Ministerio de Educación), el Polo de Producción Audiovisual, el parque temático Tecnópolis y el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA).

Este entramado de medios y contenidos “apunta a mirar al futuro desde el pluralismo”, repite Lombardi una y otra vez como un principio esencial, también en la presentación que tuvo lugar en la imponente cúpula del ex Palacio de Correos acompañado por  Gabriela Ricardes, Secretaria de Contenidos y Gustavo Mozzi, director del CCK. Al mismo tiempo que anunció la programación del CCK, dio a conocer su Manifiesto (ver recuadro). Según define el diccionario, un manifiesto es un “escrito breve que se dirige a la opinión pública para exponer y defender un programa de acción considerado revolucionario o novedoso, con respecto a lo establecido anteriormente”. Será por eso que Lombardi, que nunca pronuncia sus discursos con la ayuda de anotaciones previas, leyó cuidadosamente cada una de sus consignas y anunció que aparecerán escritas en todos los programas y publicaciones del CCK.

 

 

Hernán Lombardi, titular del sistema de medios y contenidos públicos

-¿Cuál es la importancia de expresar un Manifiesto? 

- Ponemos por escrito nuestro compromiso para no quedarnos solamente en palabras o en buenas intenciones. Esto implica una toma de posición sobre lo que queremos con respecto al CCK, que es consolidarlo como un espacio de referencia nacional participativo y federal; un ámbito de reflexión, de interacción plural, de encuentro entre los argentinos y no de grietas o divisiones.

Estoy convencido de que la única manera de hacer posible esto es dejar paso a la voz de los creadores que van a formar parte de este centro, en las más diversas expresiones y formatos artísticos. Todo tiene que ver con una visión estratégica para que los ciudadanos nos vayamos apropiando de este extraordinario espacio público, que va a ser uno de los más importantes del hemisferio sur.

 

-¿Cuáles son los beneficios de la integración de los organismos en un Sistema de Medios y Contenidos Públicos? 

Permitir que sean más eficientes, austeros y transparentes. También implica ser consecuentes en lo que sostenemos sobre la pluralidad y la diversidad de voces, porque al articular todos los organismos, sobre todo los medios públicos, podemos garantizar que estén expresadas y representadas todas las opiniones.

Podemos ordenar mejor los concursos para ser más justos y, al mismo tiempo, ser efectivos con las contrataciones, que se pagan con el dinero de todos los argentinos. Ya implementamos concursos abiertos, por internet, con antecedentes; ya no se necesita ser amigo de algún dirigente político para entrar y se trata de un empleo efectivo. Porque dentro de los valores que hay que defender está el trabajo público y el empleo público. Esto jerarquiza al Estado.

 

-En la presentación usted dijo que “a los artistas no se le va a hacer un análisis de sangre ideológico”. ¿Qué espera de los artistas y de los colaboradores? ¿Qué importancia le asigna al arte y la cultura en el proceso de transformación de la Argentina?

- Esto significa, ni más ni menos, que no elegimos a la gente por su forma de pensar sino por su capacidad, su talento y su profesionalismo. Tenemos que volver a acostumbrarnos a vivir en la diferencia: si todos pensamos lo mismo es muy aburrido y para nada enriquecedor. Estoy convencido de que nunca se va demasiado lejos en el ejercicio de la libertad y por eso queremos que cada uno exprese qué y cómo siente y piensa. Nos da una enorme alegría que haya pluralismo, que todas las voces tengan su lugar. 

Todo el sistema de medios y contenidos públicos vuelve a estar al servicio del Estado y no de un grupo político; la bajada política hace que un medio sea malo y nosotros queremos que los medios, que son de todos los argentinos, sean de buena calidad.

La verdad es que se necesita una sanación, está todo muy crispado, muy infectado por ideologismos, hay gente que durante mucho tiempo ha tenido colonizada una parte de su pensamiento y no queremos que eso vuelva a ocurrir. Para tal fin los artistas son fundamentales, porque nos interpelan, nos obligan a reflexionar, nos conmueven: el arte y la cultura siempre han sido actores fundamentales de las mayores transformaciones a lo largo de la historia.

 

-¿Vislumbra la posibilidad de un cambio cultural en la Argentina? ¿Cómo ve el futuro del país a partir de este cambio?

- Está claro que la Argentina necesita un cambio cultural profundo y esto es, también,  desacralizarnos un poco. No somos tan importantes, no son tan importantes los gobiernos, nosotros somos locatarios del poder y no sus dueños. El cambio cultural nuestro parte de que el gobierno no tiene que estar todos los días en la tapa de los diarios, sino como los ciudadanos con éxitos y fracasos. Nos tenemos que desenchufar de la propaganda, de las cadenas nacionales de todos los días, de los partidos de fútbol con publicidades del gobierno, del pensamiento único.

El futuro es el lugar de la construcción, de la convivencia, del pluralismo, donde el que piense distinto no va a ser más considerado un enemigo, es saber hacia dónde queremos ir los argentinos y qué queremos dejar definitivamente atrás.

 

Gustavo Mozzi, director del CCK

Su recorrido artístico como guitarrista y compositor tiene otro paralelo, ligado a la producción y a la gestión cultural. En ese largo camino, su anterior desafío fue La Usina del Arte, donde  logró desplegar un interesante desarrollo cultural antes impensado en el sur de la ciudad. Ahora, convocado nuevamente por Hernán Lombardi para dirigir el CCK,  el desafío cambia de escala pero lo encuentra fortalecido por la experiencia, con metas claras y una mirada integradora  y sustentable que abarca todo el país, y aspira a un fuerte posicionamiento de nuestra cultura a nivel internacional.

 

-¿Cuáles son tus objetivos más importantes en la gestión del CCK?

-Uno de los objetivos fundamentales es la consolidación de una estructura institucional moderna que permita un funcionamiento ágil y racional; sobre esta cuestión se trabajó muchísimo, ya que esta estructura no existía y la que se está poniendo en marcha tiene que ser funcional a corto, mediano y largo plazo. Una institución de esta escala tiene que ser pensada estratégicamente a futuro y no reaccionando solo a partir de la coyuntura. El CCK está destinado a ser la gran caja de resonancia de la producción cultural de nuestro país, con la posibilidad de proyectar ese potencial al mundo. Desde un espacio como este es posible pensar en un fuerte posicionamiento de nuestra cultura a nivel internacional. Por otro lado la programación fue diseñada a partir de lineamientos y prioridades claras, con una mirada macro que ayude a darle sentido e integración a este espacio de escala monumental, en toda su extensión. La convocatoria de Hernán Lombardi para dirigir el CCK me llena de orgullo. 

 

-La programación que se dio a conocer días atrás es sumamente extensa, con actividades prácticamente todos los días. ¿Cuáles son los ejes principales de la programación?

-La programación de esta casa de contenidos se encuentra condicionada favorablemente por su pertenencia al Sistema Federal de Medios Públicos, y hace hincapié en la música, las artes visuales, las letras y las ciencias, siempre con un espíritu 360° que incluye a otras disciplinas. La generación de contenidos audiovisuales de calidad brindará la posibilidad de proyectar la cotidianeidad de este gran centro a todo el país, y de alimentar un archivo que ayude a comprender mejor el pensamiento de nuestra época a las generaciones futuras. Hay un espacio para la infancia y un fuerte impulso a la divulgación. Vanguardia y tradición dialogan con naturalidad, al configurar un espacio ideal para la creación de nuevos públicos y la puerta de entrada para una audiencia masiva, a propuestas que se animan a correr riesgos creativos. 

 

-¿Qué áreas del edificio abarca la programación? La Ballena y la Lámpara destacan también formalmente el perfil audiovisual del centro… 

- Desde el punto de vista físico la programación se desplegará a lo largo de toda la extensión de este gran complejo, con matices de acuerdo a las características de los diferentes espacios. El “área noble” permite disfrutar de la grandiosidad del viejo Palacio de Correos, con su arquitectura imponente; allí habrá actividades relacionadas con lo patrimonial, desde una perspectiva lúdica. En el “área industrial” las salas de conciertos, con su acústica privilegiada, acogen una programación musical sumamente nutrida y diversa, con más de 500 conciertos anuales, y las salas de exposiciones del segundo, cuarto, sexto y séptimo piso, que rodean a la ballena, contendrán muestras temáticas donde las artes visuales protagonizarán encuentros interdisciplinarios, igual que en la Gran Lámpara. El tercer piso estará íntegramente dedicado a la infancia y en el quinto habrá un espacio vinculado a la generación de contenidos audiovisuales. La cúpula será sede de espectáculos contemporáneos, donde la música dialoga con otras manifestaciones: teatro musical, ópera de cámara, rock y arte digital, entre otras. En el Salón de Honor -una especie de sala de cámara tradicional europea- habrá ciclos musicales a lo largo de todo el año, con los ya muy convocantes conciertos del mediodía incluidos. 

  

-El CCK ha decidido reflejar este año dos acontecimientos de suma importancia: los 200 años de la Independencia y los 30 años de la muerte de Jorge Luis Borges…

-Desde el 15 de junio se puede disfrutar la muestra más ambiciosa que se haya montado en relación a la obra  de Jorge Luis Borges, a cargo de Gabriela Urtiaga, responsable de Artes Visuales. Está pensada a través de diversos ejes: “Borges y las letras”, “Borges y el arte”, “Borges, la matemática y otras ciencias”, “Borges y el cine”, “Borges y el atlas”, “Borges y la imagen clásica del laberinto”, y cuenta con la participación de notables figuras como María Kodama, Leandro Katz, Norma Aleandro, Guillermo Martínez, Liliana Porter, Mariano Sardón, Leandro Erlich, Diego Golombek, Tute, Liniers, Mariano Sigman, Sara Facio, Daniel Mordzinski, Alberto Rojo, Sebastián Gordín, Diana Aisenberg, Marta Minujín, Sendra, Luis Scafati, Lucas Nine, Rep, Alberto Goldenstein, Hermenegildo Sabat y Edgardo Cozarinsky. El Bicentenario será una oportunidad para reflexionar sobre los grandes puntos de encuentro que unieron a los argentinos a lo largo de su historia, y sobre cuáles son los sueños de construcción colectiva para los próximos doscientos años, con muestras interdisciplinarias con las artes visuales como eje. 

 

-Se nota un especial interés en las áreas de divulgación, en la diversidad y en la formación de públicos. ¿Quiénes son los colaboradores que participan en la elaboración de los contenidos musicales?

-Es cierto que las actividades de divulgación atraviesan todas las áreas; creo que el CCK ofrece una posibilidad maravillosa de acercar públicos de diferente perfil a manifestaciones de excelencia. La programación musical se sustenta en el trabajo de un equipo de programadores, en los que coincide su condición de grandes artistas o destacados investigadores con la vocación de gestión. Entre ellos están Santiago Santero, Tweety González, Ernesto Jodos, Magdalena Fleitas, Andrés Linetzky, Gonzalo Solimano, Margarita Pollini, Jorge Lavista, Pablo Agri, Miguel Galperín, Frederico Carmo, Laura Novoa y María del Cármen Aguilar, entre otros. 

Aparte tengo el privilegio de contar con un director adjunto como Leandro Iglesias, una de las personas que más sabe de administración en instituciones culturales, y de Juliana Consigli, una gran gestora.  

 

-El CCK es también  la  sede de la Orquesta Sinfónica Nacional.

-La Orquesta Sinfónica Nacional ofrecerá este año 28 conciertos en el CCK. Se trata de una temporada conceptualmente sólida diseñada por Ciro Ciliberto, junto a notables directores y solistas invitados. Sin lugar a dudas el trabajo sostenido de la  orquesta en esta sala favorece la construcción de una identidad sonora. A esto se suman los conciertos en formato de cámara, que sus integrantes brindarán a lo largo de todo el año en diferentes salas. La orquesta colaboró activamente en la puesta a punto de la acústica de la sala sinfónica, en un trabajo conjunto con los ingenieros acústicos que la diseñaron: Gustavo Basso y Rafael Sánchez Quintana. Esto familiarizó al organismo con la sala y significó un crecimiento musical. También se presentarán orquestas sinfónicas de todo el país procedentes de Salta, Córdoba y Rosario entre muchas otras. 

  

-El órgano Klais es una de las estrellas del Centro. ¿Qué actividades giran en torno a este instrumento?

-Durante todo el mes de mayo estuvieron en Buenos Aires los técnicos de la firma Klais, a quienes trajimos para trabajar en la restauración, armonización y afinación de este gran instrumento. El trabajo continuará a lo largo de todo el año en manos de organeros locales. El 2 de julio, con un concierto a cargo de Luis Caparra, podrá disfrutarse de todas estas mejoras y a partir de allí habrá conciertos quincenales con los más importantes intérpretes nacionales y extranjeros. El repertorio tradicional formará parte de la temporada, pero también se encomendarán nuevas obras a jóvenes compositores. Estamos trabajando sobre un acuerdo con el conservatorio nacional para estimular su estudio, y para que los alumnos puedan presentarse aquí periódicamente. La realización de un gran festival convocará a destacados solistas y docentes. 

  

-¿Cómo se establece la sinergia del CCK dentro del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos?

-El CCK pertenece al Sistema Federal de Medios Públicos y alberga entre sus paredes a todo el Ministerio, por lo tanto la dinámica de trabajo está profundamente condicionada por esa pertenencia. Con Gabriela Ricardes, la Secretaria de Contenidos Públicos, a quien me unen muchos años de trabajo fecundo en la ciudad junto a Lombardi, pensamos permanentemente en esa dirección, lo que constituye un modelo inédito y potente, donde no se piensa en términos de centro cultural convencional, sino en una casa de contenidos públicos que se proyecta en múltiples soportes.   

 

 

La Televisión Pública Argentina transmitirá en vivo desde el CCK los más destacados conciertos de los artistas más importantes de la Argentina y el mundo.

 

Aclaración: no integra el espacio de esta nota la abundante programación que excede el ámbito de la Música Clásica: Música Popular, Rock, Rap y Tendencias Múltiples; Artes Visuales, Artes Escénicas, Actividades Especiales y Prácticas Ciudadanas. La programación completa puede consultarse en www.cck.gob.ar

 

 

MANIFIESTO DEL CCK

Este es nuestro desafío y también es el tuyo.

El CCK abre sus puertas para todos.

Un espacio participativo y federal; una propuesta de cambio cultural que mira al futuro.

Un ámbito de reflexión, de interacción plural, de encuentro entre los argentinos.

Un espacio para estar, para compartir, para asombrarse.

Creemos que eso solo es posible si dejamos que hablen los artistas y los creadores, en diálogo con todas las expresiones, todas las disciplinas, todos los formatos.

Creemos en la integración 360° de las artes, los medios públicos y las nuevas tecnologías.

Creemos en los contenidos públicos inspiradores, inclusivos y universales, que nos inviten a repensar los límites y derrumbar prejuicios.

Creemos en las buenas prácticas ciudadanas, en motivar lo mejor de cada uno para mejorar la convivencia entre todos.

Este es nuestro desafío; es el tuyo y también el de todos.

Bienvenidos al CCK, la Casa de los Contenidos Públicos de los argentinos.

 

 

MÚSICA CLÁSICA

Destacados (consultar la programación detallada del bimestre julio-agosto en la sección Agenda)

Ciclos de conciertos, estrenos, festivales, homenajes y producciones especiales, con un fuerte impulso a la divulgación y la formación de nuevos públicos. 

 

Organistas del Mundo. El órgano Klais Opus 1912 es motivo de un ciclo especial con destacados intérpretes nacionales e internacionales. 

 

Alberto Ginastera: 100 Años. La serie completa para piano, su obra para órgano y una nutrida programación de cámara, sinfónica y coral rinden homenaje al gran maestro. El trompetista Richard Nant sorprende con un abordaje jazzero. (Estos conciertos dieron comienzo en mayo).   

 

10 Pianistas - 10 Grabaciones. Pierre Blanchard, José Luis Juri, Fernanda Morello, Marcelo Balat e Irina Dichkovskaia, entre otros intérpretes, graban un compilado especial de música argentina para piano. A partir de junio. 

 

El Romanticismo y la Independencia. En el mes del Bicentenario, cuatro conciertos reflejan la vigencia del ambiente cultural de la primera mitad del siglo XIX, a través de especialistas en este repertorio. Todos los domingos de julio.  

 

Orquesta Sinfónica Nacional. Una temporada anual de 28 conciertos con grandes directores y solistas: Bruno Gelber, Krysztof Penderecki, Stefan Lano, Günter Neuhold, Francisco Rettig y Facundo Agudín, entre otros. (Véase nota sobre Orquesta Sinfónica Nacional, a continuación de esta). 

 

Orquestas Sinfónicas Provinciales. Un ciclo anual con las Orquestas Sinfónicas de Mendoza, Córdoba, Corrientes, Bahía Blanca, Santa Fe, Rosario, Salta, entre otras. 

 

Abel Carlevaro: 100 Años. Conciertos y clases magistrales en un encuentro que revaloriza su figura y su obra. Con los guitarristas Eduardo Fernández, Alberto Escande, Javier Bravo, Silvia Fernández y el clavecinista Federico Ciancio. Del 9 al 11 de septiembre.

 

Música de Cámara. Cantantes e instrumentistas argentinos y extranjeros brindan lo mejor del repertorio académico. “Jueves sándwich”, “Tardes líricas”, “Conciertos de divulgación” y un ciclo especial donde los integrantes de la Orquesta Sinfónica Nacional ofrecen, en distintas agrupaciones, obras desde el Clasicismo hasta nuestros días. 

 

Primer Encuentro de Música Contemporánea. Compositores de Latinoamérica y homenaje a Pierre Boulez (Dirección de Santiago Santero). Tambor Fantasma, MEI Dúo de flautas, Ensamble líquido, Sonorama, Tropi Ensamble, Nagel-Tolosa. Septiembre.  

 

La Patria en la Oreja (Estreno).Teatro musical de carácter operístico.

Músicas diversas que ejercen entre sí unintercambiode procedimientos y textos, que exponen un territorio íntimo. De Marcelo Delgado y Abel Gilbert, con régie de Pablo Maritano. Del 15 al 22 de octubre. 

 

Avenida de los Incas 3518. Video-ópera para 9 cantantes y 14 instrumentistas de Fernando Fiszbein, con dirección escénica de Jacques Osinski y dirección musical de Maxime Pascal. Del 1 al 5 de agosto. 

 

Borges 30 Años. Dos óperas de cámara sobre textos del gran escritor: La rosa profunda de Martín Matalón. Coreografía: Diana Teocharidis. Escenografía: Emilio Basaldúa. Relato: Rodolfo de Souza. Y Los enemigos de Mesías Maiguashka. Del 15 al 19 de agosto.  

 

Coro Polifónico Nacional. Obras para coro, con órgano y con diferentes conjuntos instrumentales. Directores: Ariel Alonso, Hernán Sánchez Arteaga, José María Sciutto y Carlos Calleja. Temporada anual. 

 

Primer Encuentro de Música Antigua. Dirección de  Jorge Lavista. Con La Barroca del Suquía, Música poética, La Sambuca, Ensamble Phil D’Or, Los Ministriles, La Rosa Púrpura del Plata, Dolores Costoyas, Martín Oro, La Cetra, entre otros. En octubre.

 

Memorias de la luz (estreno). Fernanda Morello, Gustavo Twardy, Eugenia Fuente e Ivonne Bordelois. En noviembre.

 

La Misa Criolla & Stabat Mater de Simon Ho (estreno mundial). Susanna Moncayo, Víctor Torres, Graciela Oddone, Jaime Torres y el Coro Polifónico Nacional. El 2 de julio.

 

Otros conciertos destacados. Shakespeare 400 años: con Malena Solda. Le crocodile trompeur - Bouffes du Nord. Estudio Coral de Buenos Aires dirigido por  Carlos López Puccio. Orquesta de Qingdao (China). Electroplume (estreno), Christophe Piot (Francia). Rachel Brown (Inglaterra), Bromas y lamentos con puesta en escena de Marcelo Lombardero. 

 

 

ATLAS SONORO 

Escuchar, conocer y disfrutar la música. Un programa de divulgación y formación de nuevos públicos que atraviesa todos los contenidos.

Formas en el tiempo a cargo de María Del Carmen Aguilar. La pedagoga musical junto al Armonía Opus trío ofrece una serie de conciertos didácticos para todo público. 

 

Ensayos abiertos de la Orquesta Sinfónica Nacional. Los martes y viernes la Sala Sinfónica abrirá sus puertas a colegios y público en general, para darle la posibilidad de asistir a los ensayos.

 

¿Quién le teme a la música contemporánea? Marcelo Delgado y la Compañía Oblicua brindan conciertos didácticos, que acercan al público al repertorio de los siglos XX y XXI y los invitan a participar.

 

Con dirección de Laura Novoa habrá un ciclo de clases anuales de acercamiento al lenguaje musical. Se abordarán los siguientes temas: Iniciación a la música clásica; Una semana una obra: guías de audición; La ópera de la A a la Z, una evolución estilística del género; Las nuevas escenas de la música; Panorama de la creación musical en los siglos XX y XXI; Instalaciones sonoras y multimedia; Paisaje sonoro, Ginastera a 100 años de su nacimiento; Creación musical en estudio; Mitologías del rock, blues y rap, música electrónica, tango, jazz, folklore; Laboratorio Canción: música y palabras; Un recorrido por el cancionero folclórico argentino; Minimalismo y Serialismo; La canción política; Música e imagen; ¿Cómo escuchan los que hacen música?; Los solistas de la orquesta presentan sus instrumentos.

 

La Sinfonía como forma. A cargo de Diego Fischerman.

 

El gran Órgano Klais. Secretos de un instrumento único, en el marco de la puesta a punto y armonización final de esta joya de la Sala Sinfónica. Diego Innocenzi brindará charlas y mini-recitales.

 

Acústica. Los secretos de una sala sinfónica. Conciertos didácticos sobre acústica por Gustavo Basso.

 

Laboratorio digital. A cargo de Gonzalo Solimano. 

 

Juicio universal a los derechos de Autor en Internet. Una reflexión sobre los derechos de autor a cargo de  Gerardo Filipelli.

 

 

ARTES VISUALES 

Área a cargo de Gabriela Urtiaga, es otro de los ejes principales, con una programación que la relaciona con otras disciplinas y soportes actuales: exposiciones, intervenciones, grandes instalaciones y performances en espacios comunes, como punto de partida para una serie de contenidos bajo una mirada federal.

 

 

PROYECTOS ESPECIALES

Se destacan: 77 Million the paintings & The Ship; instalaciones sonoras de Brian Eno; La Noche de la Filosofía; la muestra Mostras y Mostriñas; la Feria del Libro Infantil; la Feria del Libro Antiguo; El Expreso Imaginario.

 


TODOS LOS ESPECTÁCULOS SON GRATUITOS - RESERVA DE ENTRADAS

Todos los espectáculos son gratuitos. Los martes a partir de las 11 se habilita la reserva y entrega de entradas para los conciertos de la semana. Las entradas se pueden reservar on line o solicitar personalmente en el CCK (Sarmiento 151, CABA), de martes a viernes de 11 a 18, y sábados, domingos y feriados, desde las 13 hasta dos horas antes de la función. Se pueden retirar/reservar hasta dos entradas por persona, hasta dos conciertos. Quienes reserven entradas on line pueden retirarlas en los mismos días y horarios de la solicitud en el CCK (el retiro es personal). Es indispensable presentarse con el DNI y el número de orden. En caso de que el titular de la reserva no pueda hacer el trámite, podrá hacerlo su acompañante presentando su DNI.