Un teatro a pleno

La agenda 2016 se iniciará el 14 de febrero con Mahagonny -Songspiel en la Plaza Vaticano, como parte del nuevo Festival de Verano, y culminará el 29 de diciembre con un Mix de clásicos del ballet. Homenajes, emotivos regresos y debuts muy esperados. Nada estará ausente en la primera temporada completa que diseña la gestión Lopérfido.


Con gran concurrencia de la prensa, artistas y gente “de la casa”, el Teatro Colón presentó su temporada 2016. En el Centro de Experimentación y bastante antes de la fecha promedio a la que se nos tenía acostumbrados, su Director General, Darío Lopérfido, acompañado por el Jefe de Gobierno electo de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dio a conocer la grilla del año próximo.

Rodríguez Larretadestacó las políticas de “apertura” que lleva adelante el teatro y aseguró que “su profundización es el camino”. “El Colón no sólo tiene que ser de Buenos Aires. Debe ser un orgullo, un símbolo de la Ciudad y de nuestro País. Queremos que más porteños y argentinos lo disfruten” fueron sus palabras iniciales.

También destacó la flamante incorporación del streaming que permite ver y escuchar “a todo el mundo y desde cualquier lugar del mundo en tiempo real” la programación del Teatro. Esta tecnología incorporada a propuesta del Ministerio de Modernización que conduce Andrés Ibarra, coloca al Colón a la vanguardia de las grandes salas.

Darío Lopérfido hizo referencia a tres ejes sobre los que vamos a trabajar el año que viene: el aporte tecnológico, las funciones gratuitas y el Festival de Verano”. Antes de referirse a la agenda propiamente dicha, enfatizó otros logros recientes: la reapertura de la Biblioteca, la digitalización del archivo sonoro patrimonial, los ensayos generales abiertos y gratuitos. “Es muy emotivo ver a un público que incluye a muchos que por primera vez se acercan al Colón. Un teatro que se abre para los que pagan su entrada, pero también para los que lo pagan con sus impuestos”.

 

EL FESTIVAL DE VERANO

En el mes de febrero se llevará a cabo el innovador Festival de Verano. Tendrá algo de gratuito y otro tanto de entradas a bajo costo, y sumará como escenario la contigua Plaza Vaticano. Allí se presentarán la Orquesta Estable (El gran vals), la Ópera de Cámara (Mahagonny-Songspiel), el Colón Contemporáneo (La historia del soldado), el Centro de Experimentación (Matineé Fantomas), además de los espectáculos en la Sala Principal (Prima Donna, un concierto sinfónico-visual en torno a María Callas con música de Rufus Wainwright, y Stifters Dinge, este como parte del ciclo Colón Contemporáneo).Algunos de estos espectáculos se repetirán en otras sedes de la ciudad, por la posibilidad que ofrece su “pequeño formato”.

 

LA ÓPERA

El capítulo de la ópera ampliará sus títulos de siete a nueve (diez si se considera un doble programa). Se iniciará con Beatrix Cenci, en el centenario del nacimiento de Alberto Ginastera, a su vez como comienzo de las celebraciones que presentarán varias de sus obras. Proseguirá con Don Giovanni, con Erwin Schrott en el papel principal; Fidelio, con puesta de Eugenio Zanetti; Dido y Eneas, con coreografía de Sacha Waltz; Die Soldaten de Alex Rossen, gran apuesta del teatro por la complejidad de su gran formato, en estreno latinoamericano; Tosca, con el esperado regreso de Marcelo Álvarez, ausente desde 1998, como Mario Cavaradossi; Macbeth, en versión escénica de Marcelo Lombardero; el doble programa Volo di notte e Il prigioniero, y por último Porgy and Bess, a cargo de artistas de procedencia sudafricana.

 

EL BALLET

El Ballet Estable, bajo la conducción de Maximiliano Guerra, recibirá la visita de la primera bailarina del Royal Ballet de Londres Marianela Nuñez, que interpretará Onieguin.Otros dos argentinos de renombre, Ludmila Pagliero (Étolie de la Opera de París) y Herman Cornejo (Primer Bailarín del American Ballet Theatre), encarnarán una nueva versión de La bayadera. El lago de los cisnes, que tendrá funciones extraordinarias en el Luna Park, abrirá una temporada que continuará con Don Quijote, el soñador de la Mancha; una Noche contemporánea con programa mixto integrado por obras exclusivas para el Colón: Por vos muero e In the Middle Somerwhat Elevated; una Gala internacional con primeras figuras de la danza actual y compañías líderes del mundo; Talleres coreográficos del Ballet Estable, como laboratorio experimental, y Mix de clásicos, con grandes títulos del ballet académico en sus momentos culminantes.

 

LOS CONCIERTOS

La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, bajo la dirección de Enrique Arturo Diemecke, abrirá su temporada con las sinfonías completas de Tchaikovsky, una “maratón” de una semana completa, con la que buscará repetir el éxitoalcanzado con el similar ciclo dedicado a Beethoven, al inicio de la temporada de este año. Su tradicional ciclo de abono estará integrado por quince conciertos, con algunos de los mejores solistas argentinos e internacionales: Bruno Gelber, Nelson Goerner, Natasha Binder, Karin Lechner, Sergio Tiempo, Philippe Entremont y Joshua Bell, entre otros. La programación del tercer concierto celebrará el centenario de Ginastera. A esto se sumará la Filarmónica en la Usina, con once conciertos en la Usina del Arte.

La Orquesta Estable volverá a tener una programación compuesta por once conciertos, que se desarrollarán tanto en la Sala Principal como en la Plaza Vaticano (Festival de Verano) y fuera de Sede en La Usina del Arte. Se anunciaron dos “Conciertos Homenaje” a Erik Satie  y a Alberto Ginastera, a 150 y 100 años de sus respectivos nacimientos, como parte de la programación.

El Festival de Música y Reflexión en su tercera edición, tendrá como protagonistas a Daniel Barenboim y la Orquesta West-Eastern Divan, Martha Argerich y Jonas Kaufmann, quien cantará además un concierto lírico por fuera del Festival, en lo que será su esperado debut y por partida doble en nuestro país. Otra novedad para destacar es el concierto en homenaje a los centenarios de Alberto Ginastera y Horacio Salgán.

También regresarán en 2016 Renée Fleming, Lang Lang y Zubin Mehta, al frente de la Orquesta Filarmónica de Israel. Serán parte de un Abono Azul y un Abono Verde, que podrán adquirirse por separado.

 

CENTRO DE EXPERIMENTACIÓN

El Centro de Experimentación, dirigido por Miguel Galperín, incorporará a su extensa e interesante programación el Primer Festival de Nueva Ópera de Buenos Aires, a desarrollarse en cuatro salas: el Teatro Colón, el CETC, la Usina del Arte y el Teatro 25 de Mayo, mientras que el Colón Contemporáneo, que dirige Martín Bauer, presentará al Cuarteto Arditti, Ensemble Modern, Cpotic Ligth de Morton Feldman y Stifters Dinge (Festival de Verano) y Die Soldaten (Abono de Ópera).

 

LA ÓPERA DE CÁMARA

La Ópera de Cámara vuelve de la mano de Marcelo Lombardero, para retomar su línea histórica como un proyecto itinerante que apunta a distintos escenarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del país y del exterior, con la idea rectora de promocionar a nuestros artistas jóvenes. Los títulos que la integran son: Mahagonny Songspiel (Plaza Vaticano, Festival de Verano), Das Wundertheater y The Tempest Songbook (estrenos sudamericanos), El enfermo imaginario y Darwin en la Patagonia (estreno mundial).

 

OTRAS ACTIVIDADES

El ciclo gratuito de los domingos a la mañana, Intérpretes Argentinos, proseguirá con una programación de uno o dos conciertos mensuales. Seis de ellos incluirán obras en homenaje al centenario del nacimiento de Alberto Ginastera.

El Instituto Superior de Arte, dirigido por Claudio Alsuyet, proseguirá las actividades que se ampliarán con talleres, ciclos, clases magistrales, seminarios y convenios con otras entidades. La Orquesta Académica ofrecerá una programación de nueve conciertos y también se hizo referencia a la creación de un ciclo  especial para niños, con reducción del tiempo de las funciones.

 

EL PRÓXIMO VA A VENIR

Una larga lista que tiene de todo y para todos. Los propios organizadores contabilizaron alrededor de 240 noches de funciones, que tendrán al Colón funcionando a pleno. Quizá por eso, Darío Lopérfido agradeció con énfasis a todo el personal del teatro y dijo sentirse orgulloso de “nuestros cuerpos estables, artísticos y técnicos”, antes de contestar las preguntas de la prensa. El periodista que abrió el intercambio dio lugar a la “perla”del encuentro: “¿cuál fue el último presidente que vino al palco presidencial?” El director general le contestó sonriente y al instante: “No lo recuerdo, pero seguramente el próximo va a venir.”