Gustavo Dudamel
Año 13 - N° 58 - Mayo - Junio 2011



sbado, 21 de octubre del 2017
Para descargar un pdf de la edición completa, diríjase a "Números Anteriores".

Sumario

Gustavo Dudamel: la revelación de la música
Con 30 años recién cumplidos Gustavo Dudamel es considerado una de las batutas sobresalientes del momento. Surgido en el seno de la FESOJIV Fundación del Estado para el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela es su fruto más reconocido. Desde que ganó en Alemania el Premio Mahler al mejor director joven ha sido invitado a dirigir las grandes orquestas del mundo. En 2005 firmó contrato con la Deutsche Grammophon como artista exclusivo y desde la temporada 2009/2010 es director de la Filarmónica de Los Ángeles. Colegas de la talla de Simon Rattle Zubin Mehta Claudio Abbado y Daniel Barenboim elogian su gran talento. Invitado por el Mozarteum nos visitará a fines de junio al frente de la Sinfónica Simón Bolívar.
leer en línea
Ópera por las ramas
Primera entrega: De las brutalidades flamencas al obelisco.
leer en línea
Diálogo musical entre el pasado y la actualidad
En junio nos visitará la versátil agrupación camarística bávara con la presencia de la soprano alemana Christiane Oelze. Será para el Mozarteum Argentino como parte de una gira latinoamericana. Dialogamos con el concertino de la orquesta Daniel Giglberger.
edición impresa
Un director de mundos
El abono de Nuova Harmonia nos permitirá escuchar por primera vez en Buenos Aires a la Filarmónica de Rotterdam junto al prestigioso director Leonard Slatkin. Será el cierre en nuestra ciudad de una gira sudamericana que prevee además conciertos en Lima Rio de Janeiro y San Pablo. La cita tendrá lugar el 1 de julio.
edición impresa
Regresan los cazadores, sus fantasmas y sus demonios
Fundadora del romanticismo alemán _Der Freischütz_ regresa a la cartelera operística porteña nuevamente de la mano de Buenos Aires Lírica. La directora de escena Mercedes Marmorek nos transmite algunas ideas acerca de su enfoque de la obra escrita por Carl Maria von Weber.
edición impresa
Nuevamente en Buenos Aires
El pianista que impactó al público local en la temporada reinaugural del Teatro Colón por la profundidad y la sensibilidad de su enfoque de Schumann y Chopin vuelve a esa sala para ofrecer un recital que brindará una cuidada selección de su repertorio.
edición impresa
Los planes para 2011
Si bien el Teatro Colón ejerce una atracción solar sobre la denominada música clásica en la Argentina no debe olvidarse que depende de la Ciudad de Buenos Aires y que sólo para ella produce sus espectáculos. Varias instituciones oficiales y privadas hacen mucho desde sus respectivos lugares en todo el país -Cantabile es uno de los pocos medios de prensa que recepta estos hechos -. Pero en este campo es muy importante la actividad del Estado Nacional a través de la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación la Dirección Nacional de Artes y la Dirección de Música y Danza. Para conocer los lineamientos generales de la política cultural nacional Cantabile se reunió con el Director Nacional de Artes José Luis Castiñeira de Dios quien especificó las actividades principales de los organismos musicales nacionales.
edición impresa
De la ingenuidad al dolor
El centenario de la muerte de Mahler el próximo 18 de mayo ha disparado una catarata de conciertos y grabaciones tanto en el mundo como en nuestro país. Una buena ocasión para reflexionar sobre la actualidad del músico y sobre la dimensión existencial de su obra.
edición impresa







Ópera sobre una estrella porno
El Covent Garden londinense encargó una ópera sobre Anna Nicole Smith foto _sex symbol_ norteamericana conejita de Play Boy cuya vida se truncó en 2007 a los 39 años luego de una fatal sobredosis. Lo que al principio pareció una idea descabellada finalmente se concretó. _Anna Nicole_ la ópera de Mark-Anthony Turnage un reconocido compositor británico de quien Simon Rattle estrenó en el Colón una obra _-Drowned out-_ con la Orquesta de Birmingham está basada en un libreto de Richard Thomas y se estrenó en la sala de la Royal Opera House con lleno total y público de pie. La crítica señaló que más allá de su peculiar inspiración la música atrapó entretuvo y finalmente conmovió gracias a su accesibilidad y su fusión con el lenguaje del jazz. En relación al personaje de Smith se lo calificó de vehículo de una verdadera tragedia en la línea de Carmen Lulu y la Jenny de Weill-Brecht. La batuta fue de Antonio Pappano -director musical de la sala- quien comparte con Turnage su pasión por el jazz. La producción está firmada por Richard Jones la escenografía por Miriam Buether y el vestuario por Nicky Gillibrand. A lo largo de dos actos la opera de ritmos generalmente rápidos presenta una serie de entrevistas con Anna Nicole. Un enjambre de periodistas es encarnado por el coro mientras la técnica del _flashback_ es utilizada con frecuencia para evocar la vida de la estrella encarnada por la soprano Eva-Maria Westbroek programada como Sieglinde en la próxima _Valkiria_ del Met. El papel de su amante el abogado Stern ha sido confiado a Gerald Finley. El tenor Alan Oke asumió el rol del millonario Howard Marshall II que en la vida real tenía 89 años cuando se casó con una divorciada Anna Nicole de 26 muriendo súbitamente en una fiesta privada vestido de traje dorado y sin dejar testamento. El hijo de Anna Nicole Daniel aparece primero como un niño mudo interpretado por Andrew Gilbert luego como adolescente lo encarna Dominic Rowntree. El personaje muere a consecuencia de las drogas en un hospital reecitando una letanía de nombres de barbitúricos. La danza está presente en la ópera mediante la coreografía de Aletta Collins representado el acoso de los medios de comunicación sobre la _porn star._ En una de las escenas Anna Nicole recibe un implante mamario del Doctor Yes a cargo de Andrew Rees. Lo más curioso de esta representación que terminó en clamorosa ovación fue el colmo de la irreverencia: el tradicional emblema del telón del Covent Garden: ER II Elizabeth Regina II se trasnsformó en ANR Anna Nicole Regina. Aparentemente la reina Isabel II no concurriría a ninguna función.