La reapertura tan esperada
A pocos días del gran acontecimiento conversamos con Pedro Pablo García Caffi director del Teatro Colón. Reflexiones sobre las obras realizadas la nueva relación con el público y algunos planes para el presente y el futuro del primer coliseo.

*El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. ¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?*
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.

—*¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?*
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.

—*¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?*
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.

—*En relación con el estado del teatro antes de su cierre,¿Qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?*
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato
El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. *¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?*
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.
—*¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?*
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.
—*¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?*
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.
—*En relación con el estado del teatro antes de su cierre,¿Qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?*
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato
*El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. ¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?*
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.

—*¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?*
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.

—*¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?*
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.

—*En relación con el estado del teatro antes de su cierre,¿Qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?*
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato ornamental han sido objeto de una cuidadosa restauración conservativa. En los subsuelos se han reasignado espacios existentes para optimizar el recurso físico, imprimiéndole una racionalidad de acuerdo con los modos de producción teatral actuales. Esto permitió mantener las superficies destinadas a la producción teatral, y ganar otras para resolver las tan postergadas necesidades de los artistas. Así mismo se llevó a cabo una modernización de todos los sistemas de seguridad bajo las normas adecuadas y un rescate de espacios para facilitar la plena producción. Al igual que en el escenario, con su nueva maquinaria escénica y de luminotecnia, en todo el edificio se incorporó tecnología de última generación, se incrementaron las medidas de seguridad. Se hicieron nuevas escaleras de escape, puertas “cortafuego” y “anti-pánico”, se renovaron salas a las que se les dio tratamiento acústico y se crearon nuevos espacios
para los cuerpos artísticos. También se modernizaron los espacios escenotécnicos.

—*¿Dónde funcionarán los talleres de producción?*
—A lo largo del año seguirán funcionando en Chacarita y en el especialmente reacondicionado predio del Centro de Exposiciones, pues la actividad para la construcción de las escenografías de las distintas producciones no dejará tiempo suficiente para realizar este año la mudanza de herramientas, maquinarias y mobiliario del personal técnico. Se estima realizar la mencionada mudanza en los meses de enero y febrero de 2011.

—*Con el paso de los años la imagen del Teatro Colón ante el mundo sufrió un importante deterioro. Más allá del hecho de la reapertura, ¿qué políticas piensa llevar a cabo para levantar esa imagen a nivel internacional?*
—A la recuperación del esplendor edilicio le sumaremos la reestructuración orgánico-funcional, el cambio de las estructuras obsoletas e improductivas y el rescate de su función. Recobraremos la calidad y excelencia de los artistas que componen los cuerpos estables, y también mantendremos una estrecha relación con los grandes teatros del mundo y, fundamentalmente, pensaremos en programaciones que vuelvan a captar la atención internacional. Para esas programaciones tendremos en cuenta tanto los antecedentes históricos como la etapa más reciente de nuestro primer coliseo, y entrelazaremos los diferentes aspectos de una oferta cultural que sea lo más amplia, equilibrada y novedosa posible. En definitiva, una propuesta que permita combinar tradición y modernidad, retomando la senda que nuestro Teatro marcara en sus buenas épocas, con el acento en la imaginación, la diversidad y la excelencia, y en una orientación artística que combine los diferentes aspectos de una programación centrada no sólo en la ópera, sino
también en la danza, los conciertos, los recitales líricos, la música de cámara, y los espectáculos experimentales y pedagógicos. Se trabajará en la comisión para la creación de nuevas obras, junto a la selección de los mejores intérpretes adecuados a cada repertorio, y un nuevo diseño de
la estructura educacional del Instituto Superior de Arte, como una valoración de la enseñanza y una reivindicación del conocimiento para la formación de los futuros cuadros artísticos del Teatro.

—*¿Tienen previsto realizar giras con los cuerpos estables?*
—Las giras son importantes para la relación y el intercambio con otras instituciones culturales y otras estructuras artísticas del mundo, y sirven también para el afianzamiento de nuestros artistas en la competencia internacional. Todos los cuerpos artísticos del Teatro Colón tendrán oportunamente sus giras nacionales e internacionales

—*¿Cómo proyecta el futuro de la relación del teatro con la comunidad?*
—El Teatro Colón es un bien público y su actividad y programación deben estar pensadas en ese sentido. Sin embargo, siento que aún falta un tiempo importante para una reconciliación profunda de la ciudadanía con nuestro Teatro, y esa reconciliación no se alcanzará solo con la recuperación edilicia y la producción de una oferta cultural de excelencia, sino que también será necesario el obstinado cumplimiento de las programaciones y de los servicios culturales que el Teatro compromete.

—*¿Habrá espectáculos a precios populares?*
—Todos los espectáculos que ofrece el Teatro Colón cuentan con una cantidad significativa de localidades a precios verdaderamente bajos en relación a las producciones artísticas de diversas disciplinas que se ofrecen en la ciudad de Buenos Aires. También hay, en cada función, más de 360 localidades destinadas a jubilados y a personas de bajos recursos. Todos los ciudadanos cuentan con esta posibilidad en todos los espectáculos, incluyendo aquellos que presentan artistas de resonancia universal o programas con costosas producciones internacionales.

—*¿Qué inserción tendrán los artistas argentinos en las temporadas?*
—Cuando hablamos de arte no pensamos en nacionalidad. Sin embargo, frente a dos artistas de excelencia, uno extranjero y uno argentino, preferimos al local.

—*¿Volverán a contratarse grandes figuras de la ópera y el ballet, como se acostumbraba hace unos cuantos años?*
—Como ya se puede apreciar en la programación de ópera, ballet y conciertos del corriente año, y en particular en el Abono Bicentenario, que continuará como un nuevo abono del Teatro, los grandes artistas volverán al Teatro Colón.

—*¿Puede adelantarnos algo con respecto a la temporada 2011?*
—Además de la alegría del regreso del gran Plácido Domingo para cantar Simon Boccanegra y dirigir conciertos, presentaremos a La Fura Dels Baus, que estrenará en la Argentina Le Grand Macabre de György Ligeti.
El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. ¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.
—¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.
— ¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.
—En relación con el estado del teatro antes de su cierre,
¿qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato
*El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. ¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?*
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.

—*¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?*
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.

—*¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?*
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.

—*En relación con el estado del teatro antes de su cierre,¿Qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?*
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato ornamental han sido objeto de una cuidadosa restauración conservativa. En los subsuelos se han reasignado espacios existentes para optimizar el recurso físico, imprimiéndole una racionalidad de acuerdo con los modos de producción teatral actuales. Esto permitió mantener las superficies destinadas a la producción teatral, y ganar otras para resolver las tan postergadas necesidades de los artistas. Así mismo se llevó a cabo una modernización de todos los sistemas de seguridad bajo las normas adecuadas y un rescate de espacios para facilitar la plena producción. Al igual que en el escenario, con su nueva maquinaria escénica y de luminotecnia, en todo el edificio se incorporó tecnología de última generación, se incrementaron las medidas de seguridad. Se hicieron nuevas escaleras de escape, puertas “cortafuego” y “anti-pánico”, se renovaron salas a las que se les dio tratamiento acústico y se crearon nuevos espacios
para los cuerpos artísticos. También se modernizaron los espacios escenotécnicos.

—*¿Dónde funcionarán los talleres de producción?*
—A lo largo del año seguirán funcionando en Chacarita y en el especialmente reacondicionado predio del Centro de Exposiciones, pues la actividad para la construcción de las escenografías de las distintas producciones no dejará tiempo suficiente para realizar este año la mudanza de herramientas, maquinarias y mobiliario del personal técnico. Se estima realizar la mencionada mudanza en los meses de enero y febrero de 2011.

—*Con el paso de los años la imagen del Teatro Colón ante el mundo sufrió un importante deterioro. Más allá del hecho de la reapertura, ¿qué políticas piensa llevar a cabo para levantar esa imagen a nivel internacional?*
—A la recuperación del esplendor edilicio le sumaremos la reestructuración orgánico-funcional, el cambio de las estructuras obsoletas e improductivas y el rescate de su función. Recobraremos la calidad y excelencia de los artistas que componen los cuerpos estables, y también mantendremos una estrecha relación con los grandes teatros del mundo y, fundamentalmente, pensaremos en programaciones que vuelvan a captar la atención internacional. Para esas programaciones tendremos en cuenta tanto los antecedentes históricos como la etapa más reciente de nuestro primer coliseo, y entrelazaremos los diferentes aspectos de una oferta cultural que sea lo más amplia, equilibrada y novedosa posible. En definitiva, una propuesta que permita combinar tradición y modernidad, retomando la senda que nuestro Teatro marcara en sus buenas épocas, con el acento en la imaginación, la diversidad y la excelencia, y en una orientación artística que combine los diferentes aspectos de una programación centrada no sólo en la ópera, sino
también en la danza, los conciertos, los recitales líricos, la música de cámara, y los espectáculos experimentales y pedagógicos. Se trabajará en la comisión para la creación de nuevas obras, junto a la selección de los mejores intérpretes adecuados a cada repertorio, y un nuevo diseño de
la estructura educacional del Instituto Superior de Arte, como una valoración de la enseñanza y una reivindicación del conocimiento para la formación de los futuros cuadros artísticos del Teatro.

—*¿Tienen previsto realizar giras con los cuerpos estables?*
—Las giras son importantes para la relación y el intercambio con otras instituciones culturales y otras estructuras artísticas del mundo, y sirven también para el afianzamiento de nuestros artistas en la competencia internacional. Todos los cuerpos artísticos del Teatro Colón tendrán oportunamente sus giras nacionales e internacionales

—*¿Cómo proyecta el futuro de la relación del teatro con la comunidad?*
—El Teatro Colón es un bien público y su actividad y programación deben estar pensadas en ese sentido. Sin embargo, siento que aún falta un tiempo importante para una reconciliación profunda de la ciudadanía con nuestro Teatro, y esa reconciliación no se alcanzará solo con la recuperación edilicia y la producción de una oferta cultural de excelencia, sino que también será necesario el obstinado cumplimiento de las programaciones y de los servicios culturales que el Teatro compromete.

—*¿Habrá espectáculos a precios populares?*
—Todos los espectáculos que ofrece el Teatro Colón cuentan con una cantidad significativa de localidades a precios verdaderamente bajos en relación a las producciones artísticas de diversas disciplinas que se ofrecen en la ciudad de Buenos Aires. También hay, en cada función, más de 360 localidades destinadas a jubilados y a personas de bajos recursos. Todos los ciudadanos cuentan con esta posibilidad en todos los espectáculos, incluyendo aquellos que presentan artistas de resonancia universal o programas con costosas producciones internacionales.

—*¿Qué inserción tendrán los artistas argentinos en las
temporadas?*
—Cuando hablamos de arte no pensamos en nacionalidad. Sin embargo, frente a dos artistas de excelencia, uno extranjero y uno argentino, preferimos al local.

—*¿Volverán a contratarse grandes figuras de la ópera y el ballet, como se acostumbraba hace unos cuantos años?*
—Como ya se puede apreciar en la programación de ópera, ballet y conciertos del corriente año, y en particular en el Abono Bicentenario, que continuará como un nuevo abono del Teatro, los grandes artistas volverán al Teatro Colón.

—*¿Puede adelantarnos algo con respecto a la temporada 2011?*
—Además de la alegría del regreso del gran Plácido Domingo para cantar Simon Boccanegra y dirigir conciertos, presentaremos a La Fura Dels Baus, que estrenará en la Argentina Le Grand Macabre de György Ligeti.
*El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. ¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?*
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.

—*¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?*
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.

—*¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?*
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.

—*En relación con el estado del teatro antes de su cierre,¿Qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?*
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato ornamental han sido objeto de una cuidadosa restauración conservativa. En los subsuelos se han reasignado espacios existentes para optimizar el recurso físico, imprimiéndole una racionalidad de acuerdo con los modos de producción teatral actuales. Esto permitió mantener las superficies destinadas a la producción teatral, y ganar otras para resolver las tan postergadas necesidades de los artistas. Así mismo se llevó a cabo una modernización de todos los sistemas de seguridad bajo las normas adecuadas y un rescate de espacios para facilitar la plena producción. Al igual que en el escenario, con su nueva maquinaria escénica y de luminotecnia, en todo el edificio se incorporó tecnología de última generación, se incrementaron las medidas de seguridad. Se hicieron nuevas escaleras de escape, puertas “cortafuego” y “anti-pánico”, se renovaron salas a las que se les dio tratamiento acústico y se crearon nuevos espacios
para los cuerpos artísticos. También se modernizaron los espacios escenotécnicos.

—*¿Dónde funcionarán los talleres de producción?*
—A lo largo del año seguirán funcionando en Chacarita y en el especialmente reacondicionado predio del Centro de Exposiciones, pues la actividad para la construcción de las escenografías de las distintas producciones no dejará tiempo suficiente para realizar este año la mudanza de herramientas, maquinarias y mobiliario del personal técnico. Se estima realizar la mencionada mudanza en los meses de enero y febrero de 2011.

—*Con el paso de los años la imagen del Teatro Colón ante el mundo sufrió un importante deterioro. Más allá del hecho de la reapertura, ¿qué políticas piensa llevar a cabo para levantar esa imagen a nivel internacional?*
—A la recuperación del esplendor edilicio le sumaremos la reestructuración orgánico-funcional, el cambio de las estructuras obsoletas e improductivas y el rescate de su función. Recobraremos la calidad y excelencia de los artistas que componen los cuerpos estables, y también mantendremos una estrecha relación con los grandes teatros del mundo y, fundamentalmente, pensaremos en programaciones que vuelvan a captar la atención internacional. Para esas programaciones tendremos en cuenta tanto los antecedentes históricos como la etapa más reciente de nuestro primer coliseo, y entrelazaremos los diferentes aspectos de una oferta cultural que sea lo más amplia, equilibrada y novedosa posible. En definitiva, una propuesta que permita combinar tradición y modernidad, retomando la senda que nuestro Teatro marcara en sus buenas épocas, con el acento en la imaginación, la diversidad y la excelencia, y en una orientación artística que combine los diferentes aspectos de una programación centrada no sólo en la ópera, sino
también en la danza, los conciertos, los recitales líricos, la música de cámara, y los espectáculos experimentales y pedagógicos. Se trabajará en la comisión para la creación de nuevas obras, junto a la selección de los mejores intérpretes adecuados a cada repertorio, y un nuevo diseño de
la estructura educacional del Instituto Superior de Arte, como una valoración de la enseñanza y una reivindicación del conocimiento para la formación de los futuros cuadros artísticos del Teatro.

—*¿Tienen previsto realizar giras con los cuerpos estables?*
—Las giras son importantes para la relación y el intercambio con otras instituciones culturales y otras estructuras artísticas del mundo, y sirven también para el afianzamiento de nuestros artistas en la competencia internacional. Todos los cuerpos artísticos del Teatro Colón tendrán oportunamente sus giras nacionales e internacionales

—*¿Cómo proyecta el futuro de la relación del teatro con la comunidad?*
—El Teatro Colón es un bien público y su actividad y programación deben estar pensadas en ese sentido. Sin embargo, siento que aún falta un tiempo importante para una reconciliación profunda de la ciudadanía con nuestro Teatro, y esa reconciliación no se alcanzará solo con la recuperación edilicia y la producción de una oferta cultural de excelencia, sino que también será necesario el obstinado cumplimiento de las programaciones y de los servicios culturales que el Teatro compromete.

—*¿Habrá espectáculos a precios populares?*
—Todos los espectáculos que ofrece el Teatro Colón cuentan con una cantidad significativa de localidades a precios verdaderamente bajos en relación a las producciones artísticas de diversas disciplinas que se ofrecen en la ciudad de Buenos Aires. También hay, en cada función, más de 360 localidades destinadas a jubilados y a personas de bajos recursos. Todos los ciudadanos cuentan con esta posibilidad en todos los espectáculos, incluyendo aquellos que presentan artistas de resonancia universal o programas con costosas producciones internacionales.

—*¿Qué inserción tendrán los artistas argentinos en las temporadas?*
—Cuando hablamos de arte no pensamos en nacionalidad. Sin embargo, frente a dos artistas de excelencia, uno extranjero y uno argentino, preferimos al local.

—*¿Volverán a contratarse grandes figuras de la ópera y el ballet, como se acostumbraba hace unos cuantos años?*
—Como ya se puede apreciar en la programación de ópera, ballet y conciertos del corriente año, y en particular en el Abono Bicentenario, que continuará como un nuevo abono del Teatro, los grandes artistas volverán al Teatro Colón.

—*¿Puede adelantarnos algo con respecto a la temporada 2011?*
—Además de la alegría del regreso del gran Plácido Domingo para cantar _Simon Boccanegra_ y dirigir conciertos, presentaremos a La Fura Dels Baus, que estrenará en la Argentina _Le Grand Macabre_ de György Ligeti.
El próximo 24 de mayo tendrá lugar la reapertura del Teatro Colón. *¿Qué reflexiones le merece haber cumplido con este objetivo?*
—Reabrir el Teatro Colón, con todo su brillo y esplendor recuperados, me provoca una serena alegría. El deber cumplido es mi recompensa.
—*¿Está conforme con la calidad de los trabajos edilicios realizados?*
—Plenamente. La calidad de los trabajos de restauración llevados a cabo en el Teatro Colón es un hecho cultural en sí. Estoy seguro de que cuando algunos depongan sus críticas originadas en el desconocimiento, o en la utilización del Teatro con fines políticos, se podrá apreciar la excelencia de la restauración conservativa realizada y se tendrá también la oportunidad de entender y apreciar este extraordinario capítulo en la historia cultural de los argentinos.
—*¿Qué sectores del teatro están totalmente finalizados y qué sectores faltan terminar?*
—Al margen de los lógicos “retoques” que por espacio de dos meses habrá que hacer en diferentes áreas, todo el edificio del Teatro estará listo el 24 de mayo, excepto el “Sector C”, un espacio nuevo en los subsuelos y un sector del cuarto piso donde funcionarán, a partir de noviembre de 2011, el Instituto Superior de Arte y el Centro de Documentación, Biblioteca y Museo.
—*En relación con el estado del teatro antes de su cierre,
¿Qué innovaciones edilicias y técnicas se llevaron a cabo?*
—El Teatro Colón reabrirá sus puertas con un edificio recuperado, cuya superficie cubierta tendrá una distribución de acuerdo con las necesidades artísticas, con sus áreas de gran valor patrimonial revalorizadas y su acústica intacta. La Sala Principal lucirá plenamente el colorido ya recuperado, de acuerdo al código expresivo original de sus autores. Pátinas, dorados a la hoja, grupos escultóricos, bronces, pisos de teselas, marouflage y todo el aparato